agosto 10, 2021 | Innovación y Emprendimiento

Chile: polo de innovación en minería

Chile: polo de innovación en minería | Marca Chile

Telemática, desalinización, energías renovables y tecnologías para recuperar el mineral que queda adherido a las rocas son algunas de las innovaciones que permiten a la minería chilena ponerse a la vanguardia no sólo en exportaciones, sino también en innovación vinculada a sus procesos.

Chile es reconocido internacionalmente por su potencial minero. De hecho, nuestro país produce el 28% del cobre del mundo, y de acuerdo con una encuesta reciente realizada por Imagen de Chile en 12 ciudades del mundo, un 25% de los encuestados reconoce a Chile por el cobre y sus productos derivados. Y en la última década, la minería chilena ha venido transformando su manera de operar, con avances que incluyen mayor tecnología y sustentabilidad.

Sustentabilidad

De acuerdo con la Política Nacional de Minería, la meta es que a 2030 la mitad de la industria opere con energías renovables y, además, que sigan avanzando con otros proyectos de minería verde, como la diversificación de fuentes de agua para sus procesos de extracción. Uno de los grandes desafíos de la industria minera chilena es enfrentar la escasez hídrica. Actualmente el 70% proviene de agua continental, mientras que el 30% viene del agua de mar. Se espera que para 2031 la minería use el 53% de una fuente de agua continental, versus un 47% del mar.

En esa línea apuntan diversos proyectos de desalinización, entre ellos, la planta desalinizadora Escondida Water Supply (EWS), de minera Escondida (BHP), ubicada en Puerto Coloso, Antofagasta. Inaugurada en 2018, es la planta desaladora más grande de Sudamérica y una de las más grandes del mundo por su capacidad (2.500 litros por segundo).

De acuerdo con cifras del Consejo Minero, el sector ya opera con un 50% de energías renovables, e incluso, algunas empresas han alcanzado un 100% de suministro por medio de energías verdes. Algunas también han incorporado flotas de vehículos eléctricos para disminuir las emisiones por diésel, y la minería se ha transformado en el segundo sector con más buses eléctricos después del transporte público.

La reutilización de los desechos mineros es otro de los focos que se han explorado. Ejemplo de ello es Innovations in Mining, la primera empresa chilena especializada en rescatar el cobre que queda adherido a las rocas, usando inteligencia artificial. Con un scanner inteligente (de un tamaño similar a un container), identifican las rocas que aún tienen cobre y a través de válvulas de aire comprimido, rescatar el mineral adherido. Con ello, recuperan hasta 40% del mineral equivalente a US$20 millones.

Innovación

El manejo a distancia, la telemática y el procesamiento de información también han estado en el centro de las innovaciones en minería.

La División Radomiro Tomic, de Codelco, ubicada en la comuna de Calama, inició en diciembre el primer piloto de 5G en la minería, que permite conectar la faena con el Centro Integrado de Operaciones-Estratégico (CIO-E) que tiene la empresa en su casa matriz en Santiago. El piloto consiste en la instalación de una cámara de alta definición en la División Radomiro Tomic, la cual está conectada a una red 5G y transmite imágenes que permiten procesar de forma inmediata algunos datos logísticos como tiempos de espera y descarga de material, para poder analizar estos procesos y optimizarlos.

Por su parte, el Centro Nacional de Pilotaje de tecnologías para la minería (CNP), una corporación público-privada, con apoyo de Corfo, realiza pruebas de prototipos tecnológicos y de innovaciones que luego de ser validadas industrialmente se usan en las faenas mineras. Para realizar estas pruebas el CNP cuenta con capacidades técnicas e infraestructura con presencia en las regiones Metropolitana, de O’Higgins y de Antofagasta.

La telemática es otra de las áreas que se ha explorado. Minera Gold Fields realizó a fines de 2020 las primeras pruebas de telemática satelital para minería en Chile, con foco en su proyecto Salares Norte (Diego de Almagro, región de Atacama). La prueba mostró que es posible conectar tecnologías ubicadas a miles de kilómetros, con áreas aisladas, pero al alcance del satélite, a través de equipos móviles.

COMPARTE SI TE GUSTÓ

Noticias relacionadas

Sitios de interés