Estrecho

Chile que te quiero: Magallanes