noviembre 18, 2020 | Ciencia y Conocimiento

¿Por qué el próximo eclipse en La Araucanía será tan especial para los astrónomos?

¿Por qué el próximo eclipse en La Araucanía será tan especial para los astrónomos? | Marca Chile

A poco más de un año del fenómeno astronómico que convirtió a Chile en el epicentro de las miradas mundiales, y que conectó a millones de personas en el mundo para ser testigos de un eclipse solar total, el próximo 14 de diciembre de 2020, este país al fin del mundo volverá a presenciar un evento que nos obligará a apretar pausa y mirar hacia el cielo. Si en 2019 ocurrió en el desierto más árido del planeta — el Desierto de Atacama—este año será en medio de bosques, volcanes y lagos, en conexión con la naturaleza y la cultura de La Araucanía y sus alrededores. Y desde el mundo científico, nos explican por qué el de este año será para no olvidar.

Para entender los motivos, conversamos con el astrónomo chileno Mario Hamuy, Premio Nacional de Ciencias Exactas en 2015, Jefe de Misión de los observatorios de AURA en Chile y Presidente de la Fundación Chilena de Astronomía. ¿Qué diferencias hay entre el eclipse de julio de 2019 y el de diciembre de 2020?

En otras palabras, veremos con mucha más fuerza la diferencia de luz entre los minutos previos y durante el eclipse, lo que sin duda dejará a todos impactados. El fenómeno se podrá ver en su totalidad en localidades como Puerto Saavedra, Villarrica y Pucón, entre otras, por una duración cercana a los 2 minutos, dependiendo del lugar de observación. Pese a que en La Araucanía no existen los grandes observatorios astronómicos del norte de Chile, el evento de diciembre será de gran interés científico, porque ayudará a revelar un misterio que astrónomos de todo el mundo han querido descifrar.

Lo curioso es que la superficie del sol tiene una temperatura de unos 6.000 grados Celsius, mientras que la envoltura solar, en este caso la corona brillante que se forma producto del eclipse alcanza temperaturas que sobrepasan el 1.000.000 de grados Celsius. El motivo detrás de esta abismante diferencia de calor es hasta el día de hoy un misterio y el fenómeno de diciembre de 2020 en La Araucanía será clave para los astrofísicos del mundo.

Lo que veremos en diciembre será sin duda una muestra más del poder del sol y la luna cuando se alinean. Los grandes centros de observación astronómica del mundo ya están presentes en el norte de Chile, pero a fines de este 2020, los profesionales como Mario Hamuy que utilizan esas reconocidas instalaciones deberán viajar miles de kilómetros más al sur para ser testigos de este nuevo fenómeno de la naturaleza astral.

COMPARTE SI TE GUSTÓ

Noticias relacionadas

Sitios de interés