ESCUCHA LA CUECA DEL CHILENO EN TODAS PARTES

julio 8, 2022 | Turismo y Deporte

15 sorprendentes aves para poner atención al recorrer Chile

15 sorprendentes aves para poner atención al recorrer Chile | Marca Chile

Desde pequeños picaflores de 7 centímetros de largo apenas visibles en un par de valles del extremo norte de Chile, hasta imponentes cóndores a lo largo de toda nuestra cordillera, enormes ñandúes presentes en la Patagonia chilena, o el carpintero más grande de Sudamérica, nuestro país goza de una gran variedad de aves que lo caracterizan. No todas vuelan, pero algunas corren hasta a 60 km/h, y otras son tan forzudas que son capaces de vivir en ríos torrentosos. Acá algunas de las más emblemáticas, atractivas y representativas de norte a sur del país, compiladas con la colaboración e información de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile.

  1. Picaflor de Arica

Esta especie endémica de Chile habita, se alimenta y reproduce principalmente en los valles de Camarones, Chaca y sus alrededores en la región de Arica y Parinacota. Es el ave más pequeña de Chile, llegando a medir entre 7 y 9 centímetros de largo, con un peso de 2 a 3 gramos, y es una de las especies más amenazadas del país, debido a la degradación de su hábitat. Por esto, está en peligro crítico, de acuerdo a la categoría de conservación internacional, con una población estimada menor a 300 individuos. Tiene la cabeza y partes superiores de color verde metálico, y el pecho blanco.

Para ayudar a su protección, se creó el Monumento Natural Picaflor de Arica, que resguarda una superficie de la quebrada de Chaca (región de Arica y Parinacota).

Imagen: Pío Marshall
  1. Flamenco chileno

Esta ave acuática puede observarse en Chile desde la región de Arica y Parinacota hasta Tierra del Fuego. Habita en aguas poco profundas (ya sea dulces o saladas), desde la costa hasta los 4600 msnm. Por eso, es habitual encontrarla en zonas como la Laguna Chaxa en el salar de Atacama (región de Antofagasta), en la reserva nacional El Yali (región de Valparaíso), en Chiloé (región de Los Lagos) y en la Patagonia. Mide hasta 1,30 metros de alto, y pesa hasta 7 kilogramos. Su plumaje es rosado claro, con zonas más oscuras cerca de la cola. Es la especie de flamenco más austral del mundo.

Imagen: Pío Marshall

 

  1. Chorlito cordillerano

El chorlito cordillerano se distribuye entre la cordillera del centro de Perú hasta la cordillera de la zona central de Chile, desde la región de Arica y Parinacota a Curicó (región del Maule). Utiliza bofedales, vegas de altura y bordes de ríos en la parte alta de la cordillera, desde donde obtiene su alimento (artrópodos acuáticos). Mide 20 centímetros de largo, tiene la cabeza negra con una especie de corona blanca alrededor, pecho blanco con líneas negras muy finas, lomo grisáceo y patas amarillas.

Imagen: Pablo Gutiérrez
  1. Carpintero negro

Es el pájaro carpintero más grande de Sudamérica y uno de los carpinteros más grandes del mundo. Es una especie endémica de los bosques templados y subantárticos de Chile y Argentina, habitando en nuestro país desde la región de O’Higgins a la de Magallanes, principalmente en bosques de robles y araucarias. Mide hasta 48 centímetros de largo, su cuerpo es de color negro completo en el caso de las hembras y negro con la cabeza roja en el caso de los machos, y sus alas son blancas por debajo, algo que lo caracteriza al vuelo. Se alimenta principalmente de invertebrados que encuentra bajo la corteza de árboles viejos, y nidifica en cavidades ubicadas en árboles a ocho metros de altura. Como muchas especies de carpinteros, golpea los árboles fuerte y rítmicamente.

  1. Piquero de Humboldt

El piquero de Humboldt habita zonas costeras, principalmente riscos, grandes rocas y acantilados, entre la región de Arica y Parinacota y Chiloé (región de Los Lagos). Es un ave dependiente de la corriente de Humboldt, dado que sus principales presas están asociadas a esta corriente fría. Para pescar se lanza hacia el mar en un piquero casi vertical desde la altura. Al entrar al agua a gran velocidad, alcanza varios metros de profundidad donde utiliza sus alas para bucear hasta salir nuevamente a la superficie.

Imagen: Pablo Gutiérrez
  1. Cóndor

Esta imponente ave que ocupa un lugar protagónico en el escudo nacional de Chile, habita toda la zona andina de Sudamérica. En nuestro país, el cóndor se ubica a lo largo de toda la Cordillera de los Andes, llegando hasta las costas en la zona norte y en el extremo sur de Chile. Esta es una de las aves voladoras más grandes del mundo: puede medir hasta 1,20 mts de largo, y pesar hasta 15 kilogramos, y al extender sus alas alcanza una envergadura de hasta 3,2 metros. Tiene un collar de plumas blancas que rodea su cuello, el cuerpo negro con algunos brillos metálicos, y en el caso de los machos, una cresta de color rojizo oscuro. Puede recorrer hasta 200 km en un día buscando su alimento: carroña o animales moribundo. Gracias a su denso plumaje resiste climas muy fríos.

  1. Ñandú

Esta ave endémica de Sudamérica está presente en el sur de Chile y en el centro y sur de Argentina. En nuestro país, el ñandú habita en la estepa patagónica de las regiones de Aysén y de Magallanes. Es el ave de mayor tamaño en Chile, midiendo hasta 1,80 metros de altura y pesando hasta 25 kilogramos las hembras y 35 kg los machos. No puede volar, pero sí puede correr a gran velocidad, alcanzando hasta los 60 km/hora. Es buen nadador si requiere cruzar un curso de agua, su cuerpo es gris y tiene el cuello alargado. Se alimenta de plantas, frutos, insectos e incluso mamíferos pequeños y vive hasta 15 años.

  1. Albatros de ceja negra

El albatros de ceja negra se distribuye en gran parte de los mares del hemisferio sur. En Chile se encuentra frente a la costa de norte a sur, siendo más abundante en aguas australes. Tiene el cuerpo blanco, alas negras y pico amarillo. Mide hasta 80 cms de largo y 225 cms con sus alas extendidas. Se alimenta principalmente de peces y crustáceos, además de carroña y desperdicios lanzados al mar por barcos. Debido a la pesca incidental e introducción de mamíferos en sus sitios de nidificación, esta especie ha sufrido grande disminuciones poblaciones en las últimas décadas. Las cuales, afortunadamente han ido mejorando en los últimos años.  Chile alberga aproximadamente el 18% de la población reproductora de la especie en el mundo.

Imagen: Pablo Gutiérrez
  1. Loica

En Chile, la loica se distribuye entre las regiones de Atacama y Magallanes, y vive principalmente en el suelo en terrenos bajos y húmedos, y hacia la cordillera hasta alturas de 2.500 mts. Tiene el pecho de un color naranjo intenso y el resto del cuerpo café oscuro. Mide hasta 28 cms de largo. Come insectos, frutos y semillas.

Imagen: Pío Marshall
  1. Turca

Esta especie endémica de Chile se concentra entre las regiones de Atacama y la región del Maule, principalmente en laderas rocosas. Mide alrededor de 25 centímetros de largo. Su canto de intermitentes silbidos acompaña a cualquier observador que suba la montaña. Nidifica en cuevas que cava en laderas de cerros o muros de quebradas, siendo de muy difícil detección. Para buscar su alimento puede levantar rocas bastante pesadas con sus grandes patas.

Imagen: Pablo Gutiérrez
  1. Picaflor de Juan Fernández

El picaflor de Juan Fernández es una especie endémica del Archipiélago de Juan Fernández, encontrándose sólo en bosques densos de la isla Robinson Crusoe, donde hoy no existen más de mil ejemplares, según la organización Oikonos, que se dedica a la conservación de distintas especies. Mide 13 centímetros de largo, y se alimenta de plantas y pequeños insectos, nidificando en claros al interior del bosque, únicamente en el árbol luma de Juan Fernández (endémico de la zona), donde la hembra fabrica el nido con musgos y restos de plantas. Hoy se encuentra en peligro crítico, debido a la pérdida y degradación de su hábitat a causa de actividades humanas y plantas invasoras.

Imagen: Rolando Recabarren
  1. Tricahue

Conocido también como loro barranquero, el tricahue es una especie muy colorida y bulliciosa que se ubica principalmente en la precordillera andina de las regiones de O’Higgins y Maule, y en mucho menor medida en algunos sectores de las regiones de Atacama y Coquimbo. Habita en ambientes semiáridos precordilleranos, cercanos a ríos o cajas de río. Mide hasta 47 centímetros de largo, y en su cuerpo tiene diversos colores: el pecho anaranjado, la cabeza y lomo verde oscuro y también tonos amarillos, azules y grisáceos. Se alimenta de granos, frutos y flores.

  1. Chucao

Esta ave se distribuye entre el sur de Chile y de Argentina. En el caso de nuestro país, entre las regiones de O’Higgins y Aysén. Habita en bosques templados, llega a medir 20 cms y tiene el pecho color rojizo. Se alimenta de insectos y otros invertebrados que busca rascando el suelo con sus patitas como lo hacen las gallinas.

Su nombre proviene del mapudungún “chukaw”, que significa “ave del monte”. Según la creencia mapuche, es la principal ave agorera, ya que predice a los caminantes si tendrán un buen o mal viaje, dependiendo de si canta a la derecha o a la izquierda de la persona, respectivamente.

Imagen: Pío Marshall
  1. Pato cortacorrientes

El pato cortacorrientes es una especie acuática que ocupa exclusivamente cursos de agua torrentosos de la Cordillera de los Andes, desde Colombia hasta Tierra del Fuego. Mide hasta 43 centímetros, su cuerpo es blanco y negro y sus patas y pico son de color rojizo. Se alimenta principalmente de micro invertebrados que viven en las zonas más oxigenadas de los ríos, y en menor medida de pequeños peces que encuentra en los cursos de agua. Su cuerpo es esbelto y tiene gran resistencia, no es bueno para volar, pero sí para nadar, viviendo exclusivamente en ríos torrentosos: se le puede encontrar nadando contra la corriente o descansando posado sobre una roca.

Imagen: Pío Marshall
  1. Pingüino de Humboldt

Conocido también como pingüino del norte, pájaro niño o pato burro, habita las costas y mares de Perú y Chile, en la corriente de Humboldt. En nuestro país se ubica desde el norte hasta Chiloé (región de Los Lagos). Es de color blanco con negro, mide alrededor de 70 cms y pesa hasta 5 kgs. Se alimenta principalmente de anchovetas, pejerreyes y sardinas pequeñas.

Sus principales amenazas son la mortalidad causada por el enredo en redes de pesca, y la captura ilegal. La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, frente a la costa de las regiones de Atacama y Coquimbo, concentra las mayores colonias de reproducción de esta especie.

COMPARTE SI TE GUSTÓ

Noticias relacionadas

Sitios de interés