noviembre 29, 2020 | Vida y Cultura

El aporte de la no ficción al cine made in Chile

El aporte de la no ficción al cine made in Chile | Marca Chile

Esta es la primera vez que un documental chileno es seleccionado para la prestigiosa competencia, decisión que fue tomada por los miembros de la Academia de Cine de Chile (240 profesionales que se dedican a este rubro), lo que desde ya, constituye un gran logro para el largometraje. Pero este reconocimiento no es el único que ha conseguido la producción en el último tiempo: hace dos meses, El Agente Topo también fue elegido por nuestro país para competir en los Premios Goya 2021 y a principios de año, tuvo un exitoso paso por el Festival Sundance, instancia en la que comenzó a conquistar al público internacional. Así, será la segunda vez que la directora dispute este máximo galardón iberoamericano, luego de que su película La once (2014) fuese escogida para representar a Chile en el certamen en 2016. De esta manera, Alberdi está pavimentando el camino para los cineastas chilenos que buscan hacer historia a través de la no ficción. El documental cuenta qué pasa cuando Rómulo, un investigador privado que recibe el encargo de una clienta de investigar la casa de reposo donde vive su madre, decide entrenar a Sergio, viudo de 83 años, que jamás ha trabajado como detective, para vivir una temporada como agente encubierto en el hogar. “Una película como El Agente Topo nos invita a reflexionar sobre la identidad propia de quiénes somos y hacia dónde queremos ir y creemos que esas preguntas son las que hoy en el mundo están haciendo más sentido”, indica Diego Pino, presidente de Chiledoc. “El género ha sido un gran impulsor del cine chileno estos años e históricamente ha estado cercano a la realidad social, política y cultural del país, por eso no nos parece casualidad que sea el documental el que represente al cine chileno en el extranjero, porque su visión está arraigada en los procesos de transformación que se están viviendo en Chile y en el mundo”, expresa el productor. De acuerdo con Isabel Plant, periodista de espectáculos y conductora de Radio Pauta, el cine chileno tiene súper buenos directores de documental, de distintas generaciones. “Tenemos siempre unos 10 documentales al año que viajan por festivales internacionales, con historias súper interesantes”, comenta. De todas maneras, la periodista indica que esto tiene larga data, con Patricio Guzmán, Ignacio Agüero, entre otros. “Tenemos muy buenos exponentes de cine documental. El género es un aporte desde hace años, que quizás hoy se ha vuelto más pop, en parte porque hay iniciativas como Miradoc, que estaban presentando documentales en las salas de cine hasta antes de la pandemia y porque hay muchos documentales del mundo de la música también. Entonces, si siempre el documental chileno ha gozado de buena salud, por estos días – y por la generación de Maite Alberdi y más- también vive tiempos de mucha popularidad y eso es muy bonito”, señala. Cine chileno de alcance mundial Si bien el documental de Maite Alberdi abre una nueva senda al género, los últimos 15 meses han traído buenas noticias para la no ficción chilena. Cinco producciones locales han obtenido premios en festivales de talla internacional, tales como La cordillera de los sueños (del director Patricio Guzmán) en el Festival de Cannes 2019, Nunca subí el Provincia (de Ignacio Agüero) en el Festival de Documentales de Marsella 2019, Cantos de represión (de Estephan Wagner) en el Festival de Copenhague 2020, El otro (de Francisco Bermejo) en el Festival Visions du Réel de Nyon 2020 y Visión nocturna (de Carolina Moscoso), reciente ganadora del Gran Premio de la Competencia Internacional del Festival de Cine de Marsella. Y no sólo al documental, sino que al cine chileno en general le está yendo súper bien en el extranjero, de acuerdo a Isabel Plant: “Estamos presentes en todos los festivales. Todo lo que abrió la generación de Pablo Larraín y Sebastián Lelio, con directores chilenos a cargo de producciones en Hollywood y grandes industrias, es muy atractivo. El cine chileno interesa en el mundo”, afirma. No obstante, la periodista indica que el desafío hoy está en la audiencia local. “En los últimos años las cifras de asistencia al cine para películas chilenas han sido dramáticas. Ahora, con el streaming se está abriendo una puerta. Películas como Tengo Miedo Torero han tenido mucho éxito en visionado y los títulos nacionales disponibles en Ondamedia también han tenido muchas visualizaciones, sin duda más que en salas de cine”. Si quieres disfrutar del cine chileno, ingresa aquí: www.ondamedia.cl  

COMPARTE SI TE GUSTÓ

Noticias relacionadas

Sitios de interés